Saluda de la Hermana Mayor 2.018

Queridos hermanos y hermanas de la Real e Ilustre Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío de Rociana:

Es para mí un gran honor dedicar estas palabras a esta mi Hermandad, casi centenaria, de la que me siento orgullosa de representar como Hermana Mayor 2018. Parecía larga la espera, también incontables los días y eternos los minutos; pero ese día llegó: cambio de varas, vivas, besos y mucha, mucha emoción.

Por otro lado hay una parte de mi corazón que me dice que no puedo acabar este escrito sin hablar de esa persona que me inculcó la que hoy es mi fe rociera, mi padre, “Antonio Patricia”. Esa fe hacia la que se encuentra en la aldea, en esa ermita junto a su divino Hijo. La que está los 365 días del año, escuchando nuestras plegarias y que nos acoge bajo su manto.

Tampoco me quiero olvidar de esas personas que tanto quiero: mi marido y mi hijo, mi familia y mis amigos. Muchas gracias por ayudarme a cumplir este sueño. Gracias también a la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad por su apoyo.

Por último, agradecer de antemano a mi pueblo de Rociana por acompañarnos en todos los actos y eventos, tanto en el pueblo como en la aldea, e invitaros a todos a nuestra Casa de Hermandad durante la próxima Romería, tal como se merece nuestra Hermandad.

Gracias te doy, Rociana,

sólo por se la “elegía”,

y a la Marisma Huelvana

llevarte yo en Romería.

Cuánto tengo, lo he de dar;

te he de abrir mi corazón.

Las puertas de mi Hermandad,

copitas, fe y emoción.

 

¡¡Viva la Virgen del Rocío !!

¡¡Viva el Pastorcito Divino!!

¡¡Viva la Hermandad de Rociana!!

Lola Martín Soriano